Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Actualización sobre la situación del cooperativismo en Chile

23 de julio de 2014

La División de Política Comercial e Industrial del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo de Chile publicó en este mes de julio de 2014 un informe que realiza una caracterización del sector cooperativo chileno, presentando su evolución histórica y las principales estadísticas elaboradas a partir de datos actualizados del Departamento de Cooperativas (Decoop).

El informe brinda una descripción general del sector cooperativo en Chile, incluyendo una revisión de sus orígenes y su evolución y una presentación de las principales características de las cooperativas, así como su distribución por rubro económico, región, importancia económica, con el objetivo de constituirse en un insumo para la
elaboración de políticas públicas destinadas al fomento del sector cooperativo chileno.

Entre los principales hallazgos del informe pueden mencionarse los siguientes:

- 127 años de trayectoria: en 1887, surgieron las primeras cooperativas en Valparaíso llamadas “La Valparaíso” y “La Esmeralda”.

- Evolución del marco jurídico: la primera Ley de Cooperativas fue promulgada en
1924 (Ley N° 4.058), y desde aquella fecha ha habido sucesivas modificaciones. La
última fue en el año 2002 (Ley N° 19.832).

- Proyecto de ley actual: se encuentra en segundo trámite constitucional un Proyecto de Ley que propone entre otros cambios, impulsar el emprendimiento de cooperativas facilitando su constitución, su gestión interna, resguardando su patrimonio, la transparencia de sus operaciones y su oportuna fiscalización.

- 952 cooperativas vigentes y activas: del total de 4.984 cooperativas registradas en el directorio del Decoop, sólo un 22,8% está activa. De éstas, un 83,7% está vigente, llegando a un universo de 952 cooperativas que operan regularmente en el mercado.

- Un 75,1% han crecido en los últimos 6 años: desde el 2007 al 2013, el número de
cooperativas activas ha aumentado un 75,1%, mostrando un alto dinamismo del
sector.

- La mayoría son cooperativas de servicios: un 55,7% de las cooperativas son de servicios, un 28,1% son Agrícolas, Campesinas y Pesqueras y por último, un 14,1% son de Trabajo. El 2,0% de las cooperativas restantes están organizadas como Confederaciones o Federaciones.

- Los socios representan el 20,7% de la fuerza laboral: en su conjunto las cooperativas cuentan con 1 millón 748 mil socios inscritos, lo que equivale a un quinto de la fuerza de trabajo.

- La mayoría de los socios son mujeres: a diferencia de lo que sucede en la fuerza
laboral y en el total de ocupados donde los hombres constituyen la mayoría, en las
cooperativas las mujeres representan el 51,9% del total de socios.

- Mayor diversificación regional respecto a otros tipos de empresas: mientras el 42,6% de las empresas formales en Chile se concentran en la Región Metropolitana, este porcentaje baja a 25,6% en el total de cooperativas.

- 150 son de importancia económica: sólo este grupo representa el 30,3% de los
socios del total de cooperativas, destacando las de agua potable y las de Ahorro y
Crédito.

En sus conclusiones el informe afirma que "tanto en Chile como en el resto de los países del mundo, el cooperativismo desde el punto de vista económico, es un modelo de negocio atractivo puesto que tiende a reducir fallas de mercado, aprovechar economías de escala, producir bienes y servicios que demandan directamente los socios y, muchos otros beneficios...".

A pesar de reconocer los avances del cooperativismo en el país, el informe también llama la atención sobre los obstáculos que el sector encuentra para potenciar aún más su desarrollo. En ese sentido señala que "la realidad general, y también en el caso de Chile, es que las cooperativas carecen de marcos legales adecuados, enfrentan regulaciones y políticas públicas inadecuadas y exhiben pobres prácticas gerenciales". En relación a las carencias del marco regulatorio el documento reconoce que es un tema complejo "puesto que la gran mayoría de las normas y políticas públicas que se aplican a empresas parten de la lógica que éstas son maximizadoras de utilidades, y excluyen a las que están orientadas a la solución de problemas locales y el bienestar de sus miembros".

Finalmente, concluye que "el grado de desarrollo alcanzado por las cooperativas en Chile en los distintos sectores, necesita ir acompañado de un desarrollo paralelo en la legislación correspondiente. Dado que en nuestro país, actualmente se está en un proceso de revisión de la normativa que afecta al sector cooperativo, se debe contar con información actualizada de las cooperativas vigentes en nuestro país, con tal de establecer los incentivos adecuados y eliminar las barreras efectivas que este tipo de organización se enfrenta al momento de crecer".

Documentos relacionados

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre:

Chile