Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Caja Popular Mexicana absorbería a otras socaps

26 de diciembre de 2014

La sociedad cooperativa de ahorro y préstamo (socap) más grande del sector, Caja Popular Mexicana, está dispuesta a absorber a entidades del sector que no logren su regularización ante las autoridades, con el fin de rescatar los ahorros de los socios de estas instituciones.

En entrevista, Juan Pablo de León Murillo, vocero de Caja Popular Mexicana, explicó que en el 2013, cuando absorbió los activos de una socap en Mérida, Yucatán, de nombre Crescencio Cruz, el fideicomiso de apoyo al sector, Fipago, no entregó los recursos correspondientes al rescate; sin embargo, acotó que el problema ya está casi resuelto, por lo que no se cierran a absorber a más entidades que no logren su autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

“En el 2013 se hizo un rescate financiero a dos cajas de la península de Yucatán, la CNBV solicitó la intervención, se rescató a 30,000 socios. A un año y medio de la experiencia, podemos decir que fue positiva, porque se evitó un problema social, se respetó el dinero de los ahorradores, se han mejorado sus condiciones de crédito. Esperamos resolver este año el tema con Fipago y estamos abiertos a valorar el rescate de otras cajas, pero por ahora no tenemos en mente uno nuevo”, explicó el directivo en entrevista.

Este tono de la socap más representativa del sector contrasta con el que su anterior director general, Ramón Imperial Zúñiga, expresaba hace algunos meses, cuando afirmaba que mientras no se arreglara la situación con el Fipago la cooperativa no estaría dispuesta a absorber a más socaps que no lograran su autorización.

El problema con el Fipago se basa en que la caja Crescencio Cruz ya había estado en un proceso de rescate donde el fideicomiso aportó cierta cantidad, por lo que cuando la absorbió Caja Popular Mexicana entró en un segundo proceso de absorción y por ley el Fipago ya no tenía la obligación de desembolsar más recursos.

Hasta hace algunos meses, el Fipago debía a Caja Popular 70 millones de pesos; sin embargo, confiaban en que esta situación se resuelva antes de que termine el año.

En la actualidad, Caja Popular Mexicana atiende a 1 millón 900,000 socios, cuenta con presencia en 26 estados de la República y este año estaría cerrando con 463 sucursales, teniendo presencia en 262 municipios del país.

“Estaremos con un capital de 1,900 millones de pesos prestados este año, estamos atendiendo a donde la inclusión financiera no ha llegado (...) es la forma como estamos cerrando este año”, explicó Juan Pablo de León.

En este 2014, Caja Popular Mexicana abrió seis nuevas sucursales en el país y ha desarrollado productos nuevos como el de los microseguros.

De León Murillo informó que debido a que 50% de las sucursales de Caja Popular Mexicana se encuentra ubicado en zonas rurales, donde están los graneros del país, la entidad se encuentra en negociaciones con FIRA para obtener una línea de crédito con tasas muy competitivas.

Aunque no detalló montos, el vocero espera que para el 2015 se obtenga esta línea de fondeo para apoyar a los socios.

Fuente: El Economista