Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Colombia: Los aportes de asociados a cooperativas no serán gravados por la Reforma Tributaria

17 de diciembre de 2014

Las acciones de incidencia de Ascoop y Confecoop, con el apoyo de los gremios del sector (Fensecoop, Fecolfín, Gestarsalud, Analfe, Asfe y Asociación de Mutuales) lograron mantener uno de los fundamentos del modelo cooperativo y solidario.

El proyecto de ley sobre reforma tributaria aprobado por el Congreso de la República ratificó que los aportes de los asociados a las cooperativas no serán objeto de cobro del impuesto contra la pobreza (antes llamado impuesto al patrimonio). La decisión fue el fruto del debate democrático desarrollado en el Congreso de la República durante dos semanas en las que los congresistas de todos los partidos políticos manifestaron su apoyo al modelo cooperativo, al insistir en que los aportes sociales de los asociados, por su naturaleza y origen, así como por su vocación de retorno en caso de retiro no deben ser objeto del impuesto contra la pobreza.

Cabe señalar que el proyecto de ley originalmente presentado por el Gobierno incluía en el artículo 4, que define la base gravable del impuesto a la riqueza, un numeral tercero que entre las exclusiones de dicha base gravable, señalaba: “3. El valor patrimonial neto de los aportes sociales realizados por los asociados, en el caso de los sujetos pasivos contribuyentes del impuesto sobre la renta de que trata el numeral 4 del artículo 19 del Estatuto Tributario”.

Este numeral fue suprimido durante el debate dado por las Comisiones conjuntas de Senado y Cámara a finales de noviembre, hecho que generó una profunda preocupación en el movimiento cooperativo y mutual, pues de ser aprobada dicha reforma implicaría que las cooperativas y mutuales tuvieran que pagar dicho gravamen sobre el total del patrimonio sin poder descontar, como viene ocurriendo desde 2010, el valor de los aportes sociales que cada uno de los más de seis millones de colombianos hacemos a las cerca de 7.000 cooperativas y mutuales existentes en el país.

Los aportes sociales provienen, en su inmensa mayoría, de los salarios e ingresos originados en el trabajo personal de los asociados, que periódicamente transfieren a su cooperativa como expresión de su compromiso asociativo y solidario y con el fin de fortalecer la capacidad económica de su entidad y poder prestar servicios para satisfacer sus necesidades y las de sus familias. Es de resaltar, por lo tanto, que los aportes sociales no generan intereses, dividendos, ni rentabilidad alguna. Esto es lo que nos identifica como entidades sin ánimo de lucro, uno de los fundamentos de la identidad cooperativa, motivo por el cual no podemos ser homologados a los inversionistas de capital, cuyo propósito y fin es el lucro de su inversión.

Luego de los debates en las Plenarias de Senado y Cámara la propuesta presentada por Confecoop y Ascoop fue introducida y aprobada como numeral 9° del artículo 4° del proyecto de ley que ahora pasa a sanción presidencial. El mencionado numeral quedó redactado así: "9. (Nuevo) Los contribuyentes a que se refiere el numeral 4 del artículo 19 de este Estatuto, pueden excluir de su base el valor patrimonial de los aportes sociales realizados por sus asociados."

La decisión del Congreso de la República fortalece el reconocimiento social, económico, político e institucional del cooperativismo como un modelo económico distinto, sin ánimo de lucro, que ha representado históricamente un aporte a la solución de las necesidades de los asociados, sus familias y sus comunidades, a la inclusión social, a la generación de empleo y de ingresos, al desarrollo económico y a la prestación de servicios esenciales, como los de vivienda, salud, educación, producción, creación de trabajo digno, bienestar social, recreación y desarrollo humano integral.Incidencia cooperativa: un logro de la cooperación intergremialEste logro fue posible gracias a un trabajo de incidencia adelantado por Ascoop en coordinación con Confecoop y que contó con el apoyo de los diferentes gremios sectoriales, que actuando bajo el sexto principio: cooperación entre cooperativas, permitió aunar esfuerzos e impulsar la propuesta que finalmente fue acogida por las plenarias de Senado y Cámara.

Dicho trabajo incluyó entrevistas directas con un amplio grupo de congresistas, el Ministerio de Hacienda, la DIAN y líderes de opinión, para explicar las razones por la cuales el proyecto de reforma tributaria podría afectar de forma grave al sector cooperativo y truncar buena parte de las expectativas que se han venido proyectando de cara a la finalización del conflicto armado y el importante papel que las cooperativas y las empresas de la economía solidaria van a tener en un nuevo escenario, ya proyectado por el Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018 Todos por un nuevo país, en el cual el modelo de economía cooperativa y solidaria es pilar de la política pública para avanzar hacia sus objetivos: Paz, Equidad, Educación y Desarrollo Rural.

Desde Ascoop se expresó "el reconocimiento a los parlamentarios de todas las bancadas presentes en el Congreso de la República, que intervinieron en respaldo a la tesis de los gremios cooperativos y solidarios", selándose además que "se abre un camino para la construcción de una relación institucional entre el movimiento cooperativo y los diversos partidos políticos, que desde diversas posiciones ideológicas convergen en la valoración del cooperativismo como alternativa de desarrollo, inclusión social, democracia económica y fortalecimiento de comunidades y tejido social".

Por su parte, el presidente ejecutivo de Confecoop, Darío Castillo Sandoval, se enfocó en agradecer a todas las instituciones que desde sus diferentes ámbitos apoyaron al cooperativismo en este importante resultado. “Quiero reconocer este logro colectivo y el apoyo recibido de los miembros de Junta de esta Confederación, y su presidente; a Ascoop, y su director -quien además es miembro de junta directiva de esta Confederación- por su compromiso y acompañamiento; a Fensecoop y los líderes de sus cooperativas afiliadas, por su respaldo; a la Mesa Solidaria, Asfe y Cincoop por su apoyo y seguimiento; a Analfe por el apoyo a esta solicitud; a la Uaeos por escucharnos y a las diferentes cooperativas y demás regionales de CONFECOOP por sus respaldos”

Castillo también hizo un llamado de atención para que se fortalezca a la Superintendencia de la Economía Solidaria, entidad adscrita al Ministerio de Hacienda, “para que ejerza con mejores capacidades su función de supervisión y control, y así se proteja el buen nombre del cooperativismo y la economía solidaria", señaló.

Tanto Confecoop como Ascoop reconocieron la actitud del gobierno nacional, en cabeza del señor Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría que ha abierto el diálogo al sector cooperativo y de la economía solidaria, con el fin de construir una interlocución propositiva, permanente y dinámica que parte del reconocimiento a estas formas asociativas y solidarias.

Fuente: Confecoop y Ascoop