Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Antetítulo de la nota

Congreso Cooperativo: “Lograr la competitividad individual no es posible y por eso se impulsa el asociativismo”

7 de noviembre de 2012

Eduardo Fontenla, desarrolló la conferencia magistral “La economía solidaria como actor empresarial del desarrollo local”, en el marco del Congreso Cooperativo del Mercosur que se desarrolla desde ayer y culmina hoy en Posadas. En su intervención el licenciado en Ciencias Políticas y Gobierno, actual director del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo de la República Argentina (CGCyM) de Buenos Aires, sostuvo que el desarrollo cooperativo en Misiones como en cualquier punto del mundo surge a través de la necesidad de lograr competitividad corporativa.

“Hay que comprender que no podemos lograr competitividad de forma individual sino a través del asociativismo. Así, el acto realizado en pequeñas dimensiones puede ser grande en el mercado”, puntualizó.

El especialista en gestión de cooperativas agrícolas afirmó que “mientras en el cono Sur haya exclusión social no habrá paz”. A su criterio la puesta en marcha y el fomento del cooperativismo en el planeta no sólo debe perseguir fines económicos sino también reparar en lo social con propuestas inclusivas, en especial para los sectores postergados. “No hay logros mágicos ni recetas exitosas, hay métodos pero no son soluciones mágicas porque se necesita inteligencia organizacional y es lo que plantea la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), además de contar con buenos criterios para la gobernabilidad, al conducción, la gestión de las cooperativas, teniendo en cuenta la conjunción de criterios de calidad, coherencia y congruencia”, agregó.

En ese sentido si bien la cooperativa es una “palanca” para generar empleo, son varios los factores en juego como ser el capital humano, el trabajo y el conocimiento.

“La cooperativa es un método que permite la capitalización de las mayorías, un modo empresarial que piensa en las personas. Pero lo que tienen a favor, a diferencia de las empresas es que agregan valor y distribuyen sus excedentes en el mismo ámbito que los generaron. Volver a invertir los excedentes en el mismo lugar donde se producen es coherente y también un planteo político”, argumentó.

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre:

Argentina

Uruguay

Paraguay

Brasil

Mercosur