Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Cooperativas colombianas compraron café por $2 billones en 2014

8 de diciembre de 2014

Al cierre de este año las 34 cooperativas de caficultores que operan en el país le habrán comprado a sus 81.500 asociados unos 330 millones de kilos de café y le habrán irrigado a la economía de las regiones productoras recursos por dos billones de pesos.

Así lo reveló Luis Bernardo Benjumea Martínez, director de Desarrollo Cooperativo de la Federación de Cafeteros, quien agregó que los excedentes de estas entidades sobrepasarán los 18.000 millones de pesos, cifra similar a la del año anterior.

Pese a la mayor producción cafetera, el volumen de compra de las Cooperativas observará una reducción de 10 por ciento. “Esa merma obedece a que el año pasado los cultivadores acudieron directamente a las Cooperativas para vender su producción, para acceder al pago del programa de Protección al Ingreso del Caficultor (PIC)”, explicó Benjumea.

A octubre de este año, las compras sumaron 270 millones de kilos de café por valor de 1,6 billones de pesos. Los activos llegaban a 600.000 millones, los pasivos eran de 220.000 millones y su patrimonio de 320.000 millones de pesos. “Todo es posible gracias al apoyo permanente de la Federación y los Comités Departamentales”, señaló.

Más allá de las cifras, el directivo destaca que las Cooperativas de Caficultores se mantienen como aliadas estratégicas de la institucionalidad, ejerciendo la garantía de compra de la cosecha de los productores.

Adicionalmente, esas entidades ofrecen otros servicios como el crédito a los caficultores que pueden utilizar en actividades de siembra, renovación o fertilización, así como algunos programas de educación en lo que se han invertido 12.000 millones de pesos beneficiando, entre otros, a 1.400 jóvenes que estudian en distintas universidades, mediante un convenio suscrito entre el Icetex, la Federación, y 14 cooperativas.

Garantizando precio

Desde finales de 2012 el Gobierno ha aplicado el mecanismo de Protección del Ingreso al Caficultor (PIC) con el que se ha garantizado que el productor de grano obtenga al momento de la venta una remuneración adecuada que le permita cubrir los costos de producción.

Para ese efecto, este año se destinó un billón de pesos pero los buenos valores internacionales del café han evitado que se deba aplicar el subsidio, pues el precio interno de la carga ha estado por encima de los 700.000 pesos durante buena parte del año, y una condición para hacer efectivo el mecanismo de protección es que el precio esté por debajo de esa cifra.

En esas condiciones, del billón de pesos solo se han aplicado poco más de 400.000 millones y el Gobierno ha sido enfático en que por tener una destinación específica para este año, que es el pago del PIC, el dinero que no se utilice regresará a sus arcas para una resignación.

Anticipándose al desmonte del PIC en 2015, la Cooperativa de Caficultores de Andes (Cooperandes) aprobó una iniciativa para proteger el ingreso de los pequeños caficultores, garantizándoles un precio mínimo de 800.000 pesos por carga.
Juan David Rendón, gerente de esa entidad, explicó que la iniciativa beneficiará a sus 3.600 asociados y la financiación del programa sumará unos 2.000 millones de pesos que saldrán de las utilidades de la entidad.

“Estamos revolucionando el tema en las cooperativas de la utilización de los mecanismos financieros, pues hoy la bolsa permite hacer una cantidad de operaciones que se pueden aprovechar como una estrategia de protección de precios y que tendrá que ser asumida por los mismos caficultores”, añadió Rendón.

El beneficio reconocerá a cada productor un precio de 800.000 pesos por carga de 125 kilos, hasta por 1.000 kilos que el asociado venda a la Cooperativa, y ese tope fue definido por el promedio de ventas de café efectuadas por los caficultores en los últimos tres años. “Si un caficultor vende en promedio 700 kilos por año, tiene garantizado durante el 2015 que esa producción se le pagará mínimo a 800.000 pesos, pero si al momento de vender su café el valor es superior, recibirá ese mayor precio”, aclaró el directivo.

Este año, el promedio de compra ha sido de 730.000 pesos por carga, pero mediante las ventas a futuro un buen porcentaje de los productores, 30 por ciento, han vendido a 815.000 pesos. Álvaro Peláez, miembro del Consejo de Administración de Cooperandes, dijo que la estrategia busca garantizarle a los asociados la sostenibilidad para vivir dignamente. “Seguimos en el trabajo de capacitación, para que ellos entren en otras posibilidades de negocio como los cafés certificados en los cuales se obtienen primas adicionales”, expresó el dirigente.

Sobre este esquema, Benjumea destacó la iniciativa para proteger el ingreso del productor. “Es un modelo y novedoso que tiene un costo, pero es posible evaluar y replicar en otras zonas, siempre y cuando haya un buen flujo de recursos”.

Fuente: El Colombiano