Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Cooperativas de las Américas rinde homenaje a Luis Arturo Muñoz

24 de octubre de 2014

Ante el lamentable fallecimiento de uno de los más destacados líderes históricos del cooperativismo colombiano, ocurrido el pasado 18 de octubre, Cooperativas de las Américas expresa su pesar y su solidaridad con su familia, sus allegados y el conjunto del movimiento cooperativo de Colombia.

El Dr. Muñoz Carrasco se desempeñó como Director Ejecutivo de nuestra asociada, la Asociación Colombiana de Cooperativas (Ascoop), entre los años 1982 y 2005 y dentro de su extensa trayectoria profesional integró diferentes instituciones en representación de los cooperativistas colombianos, desde las que aportó su trabajo incansable y su compromiso con el desarrollo del cooperativismo en su país y en todo el mundo.

A modo de homenaje, reproducimos un perfil presentado por Ascoop a partir de una nota que se publicara en la revista Colombia Cooperativa durante el año 2012.

"Luis Arturo nació el 4 de marzo de 1945 en Chipaque, Cundinamarca, pero como el municipio era conservador y su familia liberal, fue registrado en Une y llegó a la mayoría de edad en Pamplona, Norte de Santander.

Aprendió a leer a través de las escuelas radiofónicas del programa de Acción Cultural Popular, por lo cual en la escuela veredal ingresó a segundo grado. A los 16 años fue a Sutatenza, Boyacá a estudiar liderazgo en el Instituto de Acción Cultural Popular y se graduó con el título de Dirigente Campesino.

De vuelta en Chipaque se acabó de formar como Líder en Educación Campesina, tras lo cual se dedicó a impulsar las escuelas radiofónicas en distintas regiones del país, entre ellas Antioquia y los Santanderes. También fue maestro de Radio Sutatenza, redactor del semanario “El Campesino” y escribió su primer libro, El mundo vegetal.

Su empeño y responsabilidad del Director de ACPO, Monseñor José Joaquín Salcedo, quien lo nombró, primero Gerente de Radio Sutatenza en Barranquilla y, luego, su representante en la Junta Directiva de la ACPO.

Teniendo clara su vocación social, estudió Economía en el Instituto de Economía Social y Cooperativismo – Indesco (hoy Universidad Cooperativa), viajando luego a Perú y Alemania para profundizar sus conocimientos sobre cooperativas agrícolas y de desarrollo rural.

Entonces, de la mano de Julio Medrano, llegó a la Cooperativa de Trabajadores de la Caja Agraria (hoy Credicoop) como Director de Educación, inicialmente, y luego como Subgerente Administrativo. Estando allí, en 1982 recibió un singular encargo: trabajar dos horas diarias adicionales, sin pago extra, para ejercer como Director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Cooperativas – Ascoop, que en ese momento atravesaba un mal momento. Por algún tiempo ejerció simultáneamente los dos cargos y luego se dedicó exclusivamente a Ascoop, logrando el objetivo de fortalecerla y evitar su cierre, a costa de recibir sólo abonos de su salario.

En el cargo permaneció hasta 2005, cuando su enfermedad lo obligó a un prematuro retiro. También fue miembro del Consejo de Administración de Confecoop y del Consejo Nacional de Planeación.

Apasionado por el principio de educación y comunicación cooperativa, dirigió la revista Colombia Cooperativa, fue autor de innumerables publicaciones y del libro Hablemos de educación cooperativa.

Su trabajo honesto, disciplinado, eficaz y silencioso le hizo merecedor de múltiples distinciones entre ellas la Medalla al Mérito Cooperativo de Ascoop, la Moción de Reconocimiento de la Cámara de Representantes y la Orden Civil al Mérito José Acevedo y Gómez en grado Cruz de Oro del Concejo de Bogotá."

Finalmente, también recordamos una entrevista reproducida por Redesónica y realizada en el años 2001 cuando todavía se desempeñaba como Director Ejecutivo de ASCOOP. En la entrevista no sólo recorre buena parte de la historia del cooperativismo colombiano, de la que fue protagonista en primera persona, sino que también aporta reflexiones que demuestran lo adelantado de su pensamiento, augurando por ejemplo lo que hoy, casi 15 años después, se está convirtiendo en realidad: la importancia del aporte del cooperativismo a la concreción del ansiado proceso de paz en Colombia.

Foto: Gestión Solidaria

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre:

Colombia