Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Ley de Electricidad en Costa Rica

Cooperativas eléctricas piden a Chinchilla limpiar la mesa de proyectos y buscar consensos

8 de julio de 2012

Las cooperativas de generación eléctrica le solicitaron a la presidenta Laura Chinchilla que “limpie la mesa” de proyectos relacionados con la “Ley general de electricidad”, para construir una propuesta que fortalezca el actual modelo eléctrico del país.

La cita entre los cooperativistas y la mandataria se dio el pasado 2 de julio, con la presencia del ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides; y el presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Teófilo de la Torre.

El encuentro se da a pocos días de que los cooperativistas junto a los sindicatos del ICE, la Universidad de Costa Rica y algunos partidos políticos, anunciaran la creación del frente “Por el derecho a la luz”, para luchar en contra de las iniciativas que pretenden desmantelar el actual modelo de generación y distribución eléctrica.

Limpiar la mesa

Omar Miranda, gerente general de la cooperativa COOPELESCA R.L, comentó a UNIVERSIDAD que en la cita con la presidenta Chinchilla, las cooperativas de electrificación rural le reiteraron su posición de no aceptar ninguna normativa que pretenda una apertura del mercado eléctrico costarricense.

“Le hemos dicho a la Presidenta, y también a la opinión pública, que no estamos de acuerdo con el cambio del modelo eléctrico, porque el que hay es solidario, universal, de bajo costo, exitoso, que tiene muchas ventajas”, afirmó Miranda.

Detalló que la mandataria reconoció que existe una serie de proyectos relacionados con el tema eléctrico, pero manifestó su particular interés por impulsar la aprobación de la “Ley de contingencia eléctrica”.

Esta ley pretende aumentar el porcentaje de participación de los generadores privados en el mercado eléctrico, y de acuerdo con Miranda, también pretende dar un trato diferenciado a los grandes consumidores del mercado eléctrico.

“Le hicimos ver que ese expediente abre muy peligrosamente el tema del gran consumidor, declarando como tal a quienes tienen demandas de energía superiores a un Megawatt de potencia, y eso es descremar el mercado de las 8 distribuidoras del país, y trasladarle costos a toda la población”, criticó.

Miranda explicó que al dar tarifas diferenciadas a los grandes consumidores, la diferencia debe ser compensada con aumentos en las tarifas para todos los demás consumidores, afectando al resto de los costarricenses.

Pese a estos alegatos, dijo que el Gobierno insistirá en el proyecto de contingencia eléctrica, por lo que las cooperativas junto a otros sectores como sindicatos del ICE, la UCR y algunos partidos políticos, se mantendrán en pie de lucha para defender el modelo eléctrico solidario.

Derecho a la luz

Ante la amenaza que representan los proyectos que pretenden la apertura del mercado eléctrico -como se pretende con proyectos de ley planteados desde la administración anterior-, las cooperativas de electrificación rural convocaron a la creación de un frente de sectores que fue anunciado el pasado 26 de junio.

Estos grupos emitieron un pronunciamiento en el que insisten en las bondades del sistema eléctrico actual, el cual debe mantenerse, en lugar de “aventurarse en experimentos sustentados en dogmas y no en realidades”.

El nuevo frente destacó que el ICE, junto a las cooperativas de electrificación rural, es responsable de que el país tenga una cobertura real superior al 99,3%, la mayor de América Latina; a lo que se suma una generación eléctrica basada en un 90% en fuentes de energía renovables y amigables con el ambiente.

Para estos sectores, la apertura que se pretende del mercado eléctrico, con el fin de dar más participación a los generadores privados y dar trato diferenciado a los grandes consumidores, solo abre el espacio para la manipulación del pequeño mercado costarricense por parte de empresas transnacionales.

Esto significaría debilitar seriamente al ICE y a la cooperativas desde el punto de vista financiero, provocando aumentos en las tarifas; pero a la vez, los generadores y distribuidores privados buscarían no tener ningún riesgo, por lo que el respaldo del sistema eléctrico nacional siempre quedaría bajo la responsabilidad del ICE, con los costos que esto implica.

El coordinador del Frente Interno de Trabajadores (FIT) del ICE, Fabio Chaves, anunció que para mediados de julio realizarán una manifestación para enviar una señal clara al Gobierno, de que estos sectores no permitirán el desmantelamiento del sistema eléctrico solidario.

Fuente: http://www.semanario.ucr.ac.cr

Contenidos relacionados