Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Crece el Circuito Cooperativo en Puerto Rico

25 de enero de 2016

Con el fin de que más ciudadanos sean socios de las cooperativas de ahorro y crédito y de que conozcan los beneficios financieros que ofrece el Circuito Cooperativo, se lanzó en días recientes una campaña publicitaria en los cines de Puerto Rico.

El Circuito Cooperativo se fundó en Puerto Rico en el 2009 y es una corporación con fines de lucro, en la que sus dueños son las cooperativas. Al presente, lo conforman 32 cooperativas de ahorro y crédito.

En entrevista con Kerwin Morales, presidente ejecutivo de Cabo Rojo Coop y presidente del Circuito Cooperativo, este indicó que el concepto del circuito comenzó hace más de 30 años en el mundo, donde existen miles de sucursales compartidas, muchas de ellas en los Estados Unidos.

El objetivo del circuito es proveerle mayor accesibilidad a los cooperativistas a la hora de realizar transacciones financieras.

En términos simples, el circuito funciona como una red integrada de sucursales compartidas (“shared branching”), en la que no importa a qué cooperativa pertenezca el socio, puede ir a recibir servicios en otras cooperativas.

“Pueden retirar dinero, hacer depósitos o pagar préstamos en cualquier cooperativa miembro del circuito. Esto facilita el servicio que brindamos a nuestros socios”, dijo Morales.

La meta de la corporación es lograr que un 90% de las cooperativas en la Isla se unan al circuito, que las pondría en una mejor posición para competir frente a la banca privada, ya que fortalecería la competitividad grupal del movimiento cooperativo; desarrollaría un mercado de mayor valor del que tendría cada cooperativa por separado; y podrían ofrecer a sus socios el beneficio de sucursales, tal y como lo tienen los bancos.

“Este servicio podría aumentar el número de socios en un 25% en los próximos tres a cinco años”, dijo convencido Morales. Agregó que otra de las ventajas es que los beneficios del Circuito Cooperativo aplican también en otros 7,000 lugares en los Estados Unidos y en distintas partes del mundo, incluyendo Alemania, Guam, Italia y Reino Unido. Es decir, que si un socio está de viaje en alguno de esos lugares y necesita realizar una transacción en su cooperativa, podrá hacerlo sin problemas en una de las sucursales compartidas.

La campaña educativa, explicó el entrevistado, empezó con cápsulas informativas en algunos cines en el mes de diciembre. Este año, que recién comienza, la expandirán a otros medios, incluyendo radio, prensa y redes sociales, y la llevarán también a las propias cooperativas, con un costo estimado de $250,000 para todo el 2016.

Fuente: El Nuevo Día

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre: