Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Nuestros Miembros

¿Estamos preparados para el Retiro Laboral?

10 de agosto de 2017

El Dr. Alfredo Arana, de Coomeva, comenta en este artículo sobre la problemática del sistema de pensiones en Colombia. Un tema de interés para toda la región.

Un tema que se habla con mucha frecuencia en la actualidad y que hemos tratado en un artículo anterior es la problemática que enfrenta el sistema pensional que indudablemente afectará en gran medida la vida de la población. Estudios de esta materia generan algunas recomendaciones que debe tomar el estado para atender esta importante problemática, sin embargo también está en manos de cada uno de nosotros tomar medidas para afrontar esta situación desde lo individual. Por su parte Coomeva desde sus orígenes ha estado centrada en mejorar la protección y previsión del asociado para que logre incrementar la calidad de vida, especialmente al llegar a ese maravilloso momento de la vida de disfrute del retiro laboral.

Situación Actual del Sistema de Pensiones

Según diferentes estudios, el sistema pensional en Colombia presenta tres grandes problemáticas: 1. Cobertura; 2. Inequidad y 3. Sostenibilidad financiera.

En cobertura, solo uno de cada 4 (74%) de los adultos mayores tiene pensión y se estima que solo el 30% de los trabajadores que cotizan lograrán una pensión en su momento de vejez. En inequidad, se tienen un sistema público (Prima media) y el privado (Ahorro individual)el primero con subsidios a casi todas las pensiones especialmente en las más altas; según estudios de Fedesarrollo, hasta un 80% de los subsidios los reciben el 20% personas con ingresos más altos y tan solo el 2% de los subsidios van al 20% de los ingresos más bajos [1]. En cuanto a sostenibilidad financiera se calculó un “hueco pensional” de $30 billones (cerca de un 4% del PIB) en el año 2015 y se estima que a futuro la deuda pensional pública alcanzará un 114% del PIB [2].

Otros efectos del retiro laboral

Una de las mayores preocupaciones al momento de la jubilación es ver disminuido sus ingresos, si se tiene en cuenta que el máximo que se puede lograr de lo devengado es el 80%, siendo en Colombia y otros países unos valores muy inferiores, lo cual produce una brecha entre ingresos y egresos que en muchos casos se incrementa por necesidades de salud y dependencia.

Diferentes análisis presentan de manera clara la indudable problemática del déficit y la insostenibilidad del sistema en su parte financiera, primero por la disminución de la tasa de fecundidad por mujer que ha pasado de 6,7 hijos en 1.967 a 2,1 hijos en el 2008, según la encuesta Nacional de Demografía y salud del 2015,llevando a que cada vez sea más precaria la sostenibilidad, porque hay menos jóvenes para sostener más adultos mayores, se estima que al 2050 solo habrá dos trabajadores activos por cada adulto mayor [3] . Segundo, el incremento de la esperanza de vida donde para América Latina ha pasado de 52 años en la década del 50 a 75 años en el 2015, según cifras de la ONU (2015), tercero, la alta informalidad del país, la cual llega al 66% de los trabajadores que no cotizan a seguridad social y cuarto, la sostenibilidad financiera que mencionamos anteriormente.

Estos factores tienen en alto riesgo la viabilidad del Sistema, y pueden llegar a generar reformas estructurales que afecten aún más la brecha de ingresos y egresos en el momento de pensionarse, situación que ha pasado en varios países desarrollados, los cuales han tenido que reducir significativamente la pensiónque tenían que devengar las personas mayores de 60 años o más. El caso más destacado es Italia, que disminuyó la tasa de reemplazo en un 42%, Alemania 34%, Japón 33%, Francia 28% y Estados Unidos 15% [4] . De otro lado, sin lugar a dudas la corrección a este problema indudablemente implica un alto costo político.

En cuanto al sistema de pensiones privado, que maneja la modalidad de cuenta individual, se enfrenta al riesgo de mercado y a la alta informalidad del mercado laboral. Si la rentabilidad de las inversiones en los mercados financieros no es atractiva, la tasa de reemplazo será baja, según Lopez (2017), a futuro los fondos de pensiones privados en el país no tendrán una tasa de reemplazo superior al 30% como sucede en Chile (28%) [5].

¿Qué hacer ante esta problemática?

El Gobierno: Es innegable la necesidad de una reforma pensional en el país, el cual tendrá que afrontar el próximo Gobierno pese al costo político que esto lleva. Dentro de estas medidas se mencionan: El aumento de la edad de pensión, igualación de la edad de pensión (65 años) entre hombres y mujeres, aumento de la contribución tanto del empleador y del empleado, además del gran reto de la diminución de la informalidad y la definición de la forma como convivirán los dos regímenes.

Las personas: Especialistas recomiendan pensar con anticipación la seguridad económica para enfrentar la brecha pensional en el momento del retiro, porque no será lo mismo recoger lo ahorrado iniciando a los 50 años que haber iniciado a los 25 años. Por ello, es necesario contar con ahorros voluntarios o inversiones que generen una renta futura que complemente la mesada pensional.

Coomeva: En la Cooperativa se está contribuyendo a la solución de las necesidades de nuestros asociados, primero, desde la planeación temprana de la brecha pensional, a través de un ahorro complementario a la pensión, donde el asociado realiza un aporte mensual en el Fondo Mutual de Solidaridad, el cual al llegar a la edad de 60 o 65 años se le entregan sus ahorros más rendimientos a través del auxilio de perseverancia, el cual en el año 2016 entregó más de $92.000 millones en 3.246 asociados.

En temas de salud, se cuenta con el producto de “Prima Nivelada” que le permitirá al asociado y afiliado a Coomeva Medicina Prepagada construir un ahorro para cubrir el incremento obligado en las primas, una vez cumpla los 60 o 65 años.

También desde la Cooperativa se cuenta con el programa Vida en Plenitud el cual tiene como objetivo la construcción de un modelo de envejecimiento activo de los asociados promoviendo una vejez con calidad, autónoma, sana y participativa a través de un portafolio de servicios especializados como: deporte, talleres, conferencias, salidas turísticas, encuentros orientación en salud, opción de ofrecer sus conocimientos en asesorías, taller literario, fotografía, entre otros.

Coomeva seguirá trabajando para continuar siendo ese aliado que el asociado requiere en el transcurso de todo su ciclo de vida, satisfaciendo esas necesidades inmediatas cuando ingresa a la cooperativa, así como en los sueños que va construyendo con la consecución de vivienda, carro, educación y en la planeación de largo plazo de una vejez digna con seguridad económica, recreación, salud, ocupación y bienestar.

Alfredo Arana
Coomeva

[1Fedesarrollo (2011) El Sistema Pensional en Colombia: Retos y alternativas para aumentar la cobertura.

[2VIII Congreso FIAP-ASOFONDOS 2.015; Palabras de Santiago Montenegro, Presidente de ASOFONDOS

[3Montenegro Santiago (2017), Demografía e informalidad laboral: Impacto sobre el Sistema Pensional en Colombia

[4Jackson Richard (2017), El envejecimiento global y la seguridad previsional en las economías emergentes.

[5Lopez Cecilia (2017). Ley 100 en pensiones: El pésimo negocio del Estado. Revista Dinero, edición: 514

Publicite su evento o su producto en el sitio web de referencia sobre cooperativismo de habla hispana. Conozca aquí cómo anunciar en nuestro sitio web.