Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

La versatilidad del modelo cooperativo

13 de octubre de 2014

En Estados Unidos se creó la primera cooperativa de leche materna que permite el almacenamiento seguro de leche que es comercializada a instituciones sanitarias y, a la vez, proporciona ingresos a las madres, permiténdoles que pasen más tiempo en el hogar con sus bebés.

Mothers Milk Cooperative (MMC) es la primera cooperativa de leche materna que se ha creado en Estados Unidos y se encarga de recoger y comercializar leche materna. Se constituyó en el año 2012 con el propósito de alcanzar dos objetivos principales, el primero es el de proporcionar un lugar estable y en funcionamiento para el almacenamiento de la leche de forma segura, para proveer a las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales de los hospitales, ayudando a la supervivencia de los más de 300.000 bebés prematuros que nacen anualmente. El segundo objetivo es el de proporcionar unos ingresos adicionales a las mujeres que tienen bebés para que puedan estar más tiempo en el hogar atendiéndoles.

Elena Medo, una experta en el campo de la leche materna y su uso en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales, es una de las artífices de esta idea, previamente estuvo estudiando diferentes opciones y soluciones para intentar facilitar el acceso a la lecha materna a los bebés ingresados. La experta se asesoró a través de un Programa de Desarrollo Cooperativo en Michigan para conocer su funcionamiento y las subvenciones que recibían, tras estudiar las diferentes opciones decidió poner en marcha la cooperativa de la leche materna.

A esta cooperativa se pueden asociar madres que cumplan los requisitos exigidos, son seleccionadas en base a una historia médica completa, un análisis de sangre para descartar la presencia de enfermedades, drogas u otros problemas de carácter médico que pudieran afectar a la leche materna que entregarían a la cooperativa. Pero los controles no sólo supervisan la salud de la madre y la calidad de la leche, también se realizan para asegurar que los bebés de las madres donantes están en perfecto estado de salud, se supone que se entrega la leche sobrante, por lo que hay que asegurarse de que el bebé de la madre donante se alimenta y desarrolla correctamente. Los responsable de la cooperativa saben que se pueden topar con una madre desaprensiva, capaz de vender la leche materna para ganar un dinero extra y reducir al mínimo la alimentación que debería dar a su bebé.

Actualmente la cooperativa cuenta con unos 1.000 miembros de 45 Estados del país, el valor de las entregas de leche por madre es de unos 800 dólares mensuales (unos 630 euros), pero se apunta que algunas madres llegan a ganar hasta 4.000 dólares mensuales (algo más de 3.000 euros). La leche es entregada a unos laboratorios que se encargan de certificar su calidad e inocuidad, para posteriormente repartirla entre los neonatos que la necesitan.

A algunas personas les da un poco de miedo ver que el alimento más importante para un bebé se convierte en cierto modo en un negocio, la cooperativa responde que no se trata de una actividad de lucro, sino de una solución para muchos bebés prematuros y para las madres donantes que podrán pasar más tiempo con su bebé gracias al dinero obtenido.

La cooperativa de leche materna se anuncia como una alternativa a los bancos de leche materna y una solución para salvar vidas, proporcionando leche materna donada de alta calidad y además asequible, gracias a este alimento se puede reducir en un 50% la muerte de los bebés prematuros. Se trata del primer banco de leche materna que es 100% propiedad de las donantes. Para conocer con más detalle cómo funciona esta singular cooperativa, puede visitarse su sitio web en http://www.mothersmilk.coop.

Fuente: Pequelia

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre: