Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Las cooperativas europeas resisten mejor la crisis, con menos quiebras y despidos, que la empresa tradicional

20 de marzo de 2012

En Europa hay 160.000 cooperativas activas que dan empleo a 5,4 millones de trabajadores. Para garantizar su éxito y viabilidad futura, Sven Giegold, eurodiputado alemán, solicitó al Parlamento Europeo que apruebe una mayor implicación de los trabajadores. En la sesión plenaria que se celebró el pasado 12 de marzo, el político presentó un informe sobre el Estatuto de la sociedad cooperativa europea.

Sven Giegold sostiene que los bancos cooperativos han demostrado un gran nivel de sostenibilidad y resistencia durante la crisis financiera, las cooperativas aumentaron su volumen de negocios, e incluso registraron crecimiento durante la crisis. Al mismo tiempo, subraya que las empresas cooperativas también ofrecen empleo de alta calidad, a menudo con tasas elevadas de empleo femenino e inmigrante, y contribuyen al desarrollo económico y social sostenible de los territorios, al ofrecer empleo local y no deslocalizable.

Este exitoso modelo de la economía social abre perspectivas profesionales con empleos seguros y permite que los trabajadores organicen su vida de forma flexible en su lugar de origen, en particular en el medio rural. Sven Giegold hace énfasis en el hecho que las cooperativas podrían constituir un paso más en la consecución del mercado interior de la UE, dirigiéndose a reducir los obstáculos transfronterizos y reforzar su competitividad. Por otro lado, denuncia que, debido a su complejidad, el Estatuto solo satisface parcialmente las necesidades de las cooperativas y que debe simplificarse y hacerse más inteligible para todos a fin de facilitar su uso, hacerlo más comprensible y más fácilmente aplicable, asegurando así el derecho de información, consulta y participación de todos los trabajadores sin merma de su calidad.

Por otra parte, el Comisario Europeo de Empleo, Laszlo Andor, advirtió, a finales de febrero, que España no logrará acabar con el desempleo sólo con la reforma laboral y aconsejó fomentar la inversión en educación, potenciar la economía social y poner fin a la economía sumergida. “Las reformas de la política laboral tienen que formar parte del paquete de soluciones, pero por sí solas no valen”, señaló el comisario en un debate sobre la crisis de la deuda soberana celebrado en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas. De los 5,4 millones de empleos creados por la economía social en Europa, 2,3 millones corresponden a España.

El presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), Juan Antonio Pedreño, presentó recientemente a Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, un plan para la creación de 200.000 puestos de trabajo. CEPES representa los intereses de 45.093 empresas, que contribuyen al 12.5% del empleo creado en España.

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre: