Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Mujeres luchadoras y esperanzadas comparten su experiencia en emprendimientos

29 de enero de 2010

Desde Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua se reunieron en Costa Rica 70 mujeres con el fin de compartir sus experiencias personales en emprendimientos durante el “Encuentro Centroamericano de Emprendimientos por y para Mujeres: Marcando la diferencia”, realizado el pasado 15 de diciembre.

Esta actividad organizada por la Alianza Cooperativa Internacional para las Américas (ACI-Américas) en conjunto con el Banco Popular y Desarrollo Comunal y con el apoyo del Centro Cooperativo Sueco (SCC) reunió también a mujeres costarricenses de Bijagua, del Pacífico, de San José así como de diferentes zonas rurales.

Durante la jornada, los y las participantes tuvieron la oportunidad de compartir tanto las dificultades como los aciertos en sus experiencias de convertir ideas y sueños en negocios productivos.

El Encuentro inició con la inauguración, en el cual participaron el Director Regional de la ACI-Américas, señor Manuel Mariño, el Delegado por Costa Rica ante el Consejo de Administración, señor Víctor Hernández; Representante del Banco Popular y Desarrollo Comunal, organización miembro de la ACI, señora Ana Isabel Solano y la Presidenta del Comité de Equidad de Género de la ACI-Américas. Seguido de la oficialización de la actividad, se continuó con el Panel “Conceptualizando los emprendimientos por y para mujeres: trabajos que hacen la diferencia”.

En las diferentes exposiciones durante el panel, las expositoras de la Universidad Fundepos de Costa Rica, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) de Costa Rica, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Ministerio de Desarrollo y Planificación (MIDEPLAN) de Costa Rica y del Banco Popular y de Desarrollo Comunal de Costa Rica, se centraron en la conceptualización de los emprendimientos, así como en los resultados de los estudios realizados por las organizaciones representadas, tanto de Costa Rica como en el resto de Centroamérica.

Por parte de la organización miembro de la ACI en Costa Rica, participó la señora Ana Isabel Solano de la Junta Directiva del Banco Popular, quien expuso sobre los esfuerzos realizados por el Banco en el tema de Género y sobre la experiencia y resultados del sistema de la Banca de Desarrollo Social del Banco, el cual ha apoyado y financiado 1704 emprendimientos, 438 a mujeres menores de 35 años y 64 a adultas mayores de 65 años. Además, mencionó el tema de las políticas públicas y la necesidad de apoyar los emprendimientos como una necesidad de agenda nacional.

Entre las expositoras invitadas en el primer panel, María José Chamorro Especialista en Género de la OIT, mencionó que cuando se habla de microemprendimientos hay muchos temas directamente vinculados con el financiamiento como tal, tenemos que abrir la perspectiva y trabajar otros temas que son de agenda nacional y de políticas públicas, como es el tema del cuido de los y las hijas.

Posteriormente, representando al Comité Nacional de las Mujeres Cooperativistas (CNMC) de Costa Rica, la señora Isabel Camareno disertó sobre cómo organizar una cooperativa y la experiencia del Comité en el apoyo y seguimiento a emprendimientos.

Ideas hechas negocios

En el panel Internacional “Centroamérica: Emprendimientos por y para mujeres: oportunidades, limitaciones, retos, aportes y logros” mujeres pescadoras, campesinas, agricultoras, artesanas y profesionales expusieron su experiencia tanto personal como colectiva y los resultados éxitosos de sus emprendimientos.

Alba Rosa Pérez de la Federación de Cooperativas de Pesca de Panamá y Presidenta de la Cooperativa de Pescadores de Gorgona R.L. expresó que “soy una emprendedora, empresaria, no me quedé en el emprendimiento, sino que lo desarrollé, entendiendo que también podemos trabajar juntos, no solamente las mujeres. Los hombres nos dan nuestro lugar cuando nosotros le mostramos el trabajo que podemos hacer, que somos tan capaces como ellos para poder hacer las cosas”.

Por su parte, Georgina Amarilis Navarro Presidenta del CNMC de Guatemala expresó lo difícil que ha sido luchar en Guatemala por los emprendimientos por la falta de apoyo de los esposos y de los hombres en general, pero sobre todo por la dificultad al acceso de los financiamientos. Aseguró que a pesar de que la cooperativa de mujeres mantenga una cartera con tasa cero, no tienen facilidad de financiamiento. Afirmó que las mujeres hemos demostrado ser muy buenas pagadoras, logramos mantener la cartera en cero, a diferencia de los hombres y aún así se dificulta el acceso a financiamientos.

Finalizando el Encuentro se presentó el panel “Alternativas de financiamiento, programas y servicios de apoyo para la gestión integral de los emprendimientos por y para mujeres” en el cual se presentaron algunas opciones de financiamiento para mujeres en el mercado centroamericano, tanto por parte del sector privado como opciones del sector financiero cooperativo.

En este panel, moderado por el Director de la ACI-Américas participaron representantes de Credimujer, de la Federación de Asociaciones Cooperativas de Ahorro y Crédito de El Salvador (FEDECACES), así como de la Fundación Mujer de Costa Rica, de la Cooperativa Sagrada Familia de Honduras y de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de los Afiliados a los Regímenes de Pensiones de Hacienda, Poder Legislativo y Caja Costarricense de Seguro Social (Coopasphal R.L.) de Costa Rica.

Mejorando la calidad de vida familiar y colectiva

Uno de los aspectos más importantes destacados en el Encuentro es que las mujeres aportan al desarrollo de los países desde diferentes ángulos. María Eugenia Pérez, Presidenta del Comité de Equidad de Género de la ACI-Américas afirmó que “las mujeres somos una alternativa en la sociedad para generar ingresos en los hogares ya sea en microemprendimientos o en PYMES de forma sostenible”.

De acuerdo con la especialista en género, María José Chamorro de la OIT, en la región centroamericana se ha trabajado mucho el tema de emprendimientos con mujeres para promover los emprendimientos porque sabemos que cuando las mujeres tienen un salario los beneficios para las familias son muy grandes, a veces también para los hombres, pero lo que está demostrado es que los beneficios de que las mujeres trabajen, sea con microemprendimientos o sea en un trabajo asalariado, tienen un impacto muy fuerte en la nutrición y en la educación de los niños y en que los niños no trabajen. La OIT en esta región ha trabajado mucho el tema de microemprendimientos de mujeres para que los niños no trabajen, por ejemplo como una forma de sustituir el ingreso del niño.

Mujeres responsables y “buenas pagadoras” con dificultades de acceso y financiamiento

Una de las principales dificultades externadas por la mayoría de las panelistas y participantes fue la dificultad de las mujeres en acceder a financiamientos. Según María Eugenia Pérez, este es un factor común en la realidad centroamericana, que a pesar de que las mujeres siempre somos mejores pagadoras que los hombres, se dificulta el acceso financiamiento porque apenas inician su negocio y la mayoría no tienen las propiedades a su nombre para soportar las deudas que quieren contraer, lo que las obliga a recurrir a medios alternativos para poder financiar los emprendimientos.

La presidenta del Comité de Equidad de Género de la ACI-Américas aseguró además que una de las razones principales es que las mujeres cumplimos con las obligaciones financieras porque el crédito es importante, porque hay que conservar las fuentes de financiamiento que tenemos.

El cooperativismo y los emprendimientos de mujeres

Desde la OIT pensamos que las cooperativas son una forma de economía social que tienen mucha coincidencia con los valores que tiene la propia OIT y que por tanto cuando hablamos de igualdad, cuando hablamos de solidaridad no podemos excluir a la mitad de la población que son las mujeres. Sabemos que igual que en otros sectores hay mucho camino andado y mucho camino que andar todavía en términos de participación de las mujeres en los órganos de decisión de las cooperativas, en los órganos de decisión en general y que hay que promocionar muchas más mujeres que pasen de la subsistencia con el apoyo de otras cooperativas más grandes, con el apoyo de las redes solidarias a términos de microemprendimientos ya con otro nivel de acumulación y nos parece que las cooperativas son una forma fundamental para dar ese paso para apoyar así a muchas mujeres que pasen de un nivel de subsistencia a un nivel mínimo de acumulación que les permita abandonar el nivel de pobreza y tener un trabajo decente.

Visibilizando a las mujeres

La idea de la ACI-Américas de trabajar el tema de emprendimientos es por una necesidad que se tiene desde las mujeres de ser reconocidas y hacerse visibles en sus sistemas productivos. Además porque en las actividades de emprendimientos de mujeres en el sector cooperativo, que aunque no tiene mucha publicidad es un movimiento fuerte, tienen incidencia las mujeres. Somos expertas en hacer emprendimientos pequeños para lograr la sustentación de las familias y esos emprendimientos son los que ayudan a tener una sociedad sostenible.

ACI-Américas apoya eso en Centroamérica y el Caribe pues son claros ejemplos de microemprendimientos y de cómo el sistema financiero cooperativo podría colaborar en esas actividades. Sabemos que hay limitaciones por las normas de control, por el autocontrol que tienen las mismas cooperativas por que establecer una clara diferenciación entre créditos y asociados mujeres y asociados hombres, qué significa eso si eso es positivo o negativo hay que generar toda una incidencia en esos temas.

Se va a trabajar el tema de emprendimientos desde el punto de vista de la capacitación y los reconocimientos que se hacen a las mujeres emprendedoras. Para lograr que esos emprendimientos tengan éxito hay que crear redes entre las mismas cooperativas, hablar con las cooperativas de ahorro y crédito que prestan los servicios de financiamiento, para que a través del microcrédito o crédito se puedan hacerse posibles las empresas. Entonces, la ACI-Américas es como un factor cohesionador de todo el sistema y es una manera de lograr que las cooperativas tengan una visión distinta de lo que es ser empresarias desde las mujeres.

Contenidos relacionados

Comité Regional de Equidad de Género (CREG)

Más contenidos sobre: