Homepage
Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Quichua hablantes dan atención al cliente en cooperativas ecuatorianas

30 de diciembre de 2016

“Ayúdeme Rafael, no entiendo”, fueron las palabras de Priscila Nivelo al escuchar a una cliente que pronunciaba palabras quichuas. Ella es compañera de Rafael Dután, oriundo de la comunidad Quilloac de la provincia del Cañar, que trabaja hace tres años en el call center de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Jardín Azuayo.

“Aquella ocasión era una señora de Suscal que buscaba recibir atención sobre cuentas inactivas dentro de la cooperativa. Mi compañera luego del saludo no supo qué responder, se quedó sin saber qué decir y prefirió pasarme la llamada”, recordó sonriente Dután.

Él es bilingüe desde su infancia, sus padres y docentes hablaban español y quichua. Se trasladó a Cuenca para titularse de músico en la universidad, pero la situación económica le obligó a buscar trabajo en otra área.

Israel Quindi, es otro quichua hablante de Cañar, labora en gestión de servicios y comercialización de la misma cooperativa hace cinco años.

“Mi trabajo involucra recorrer agencias en la provincia del Cañar y trasmitir conocimiento de términos financieros a mis compañeros. Cuando me encuentro con un campesino directamente hablo mi idioma, me resulta más fácil”, manifestó Quindi.

Para él, compartir la visión de su pueblo a través del uso de palabras es transmitir la cosmovisión cañari. “En broma suelo halagar a mis compañeros utilizando frases quichuas, ellos siempre piensan que me burlo. Pero eso también ha implicado que ellos con el tiempo aprendan algunas palabras”, acotó Quindi.

Quindi y Dután son parte del grupo de 10 empleados indígenas que laboran en la cooperativa, de los 628 empleados en total, distribuidos en las 44 agencias a nivel nacional. Ellos usan sus atuendos compuestos por: pantalón corto, camisa, chompa, sombrero y sus trenzas.

Santiago Mejía, director del departamento de comunicación de la cooperativa, expresó que cada año la institución entrega uniformes, sin embargo cada empleado decidirá cuándo usarlo o prefiere mantener su vestimenta.

Cristina Jara, jefa de agencia de la cooperativa CACPE Biblián, expresó que de las 13 agencias, sólo la de Suscal cuenta con un cajero quichuablante, debido al número de personas indígenas.

Ángel Quinatoa llegó a Cuenca hace dos años desde Ambato y trabaja como asesor de crédito en la Cooperativa de Ahorro y Crédito Esencia Indígena, localizado en la Feria Libre, única sucursal en Cuenca.

Quinatoa luego de graduarse como bachiller, se incorporó a esta entidad. Ahora tiene 20 años. Él es el único que habla quichua de los ocho empleados de la cooperativa. Detalló que cada semana atiende en promedio tres socios quichua hablantes, oriundos de Riobamba, Otavalo y Saraguro, quienes se han radicado en el Azuay.

Esta institución es la única en el país que brinda el servicio de cajeros automáticos trilingües, quichua-español-inglés, manifestó Carlos Fernández, jefe de Agencia.
“Nuestra cooperativa trabaja hace más de una década con la matriz en Ibarra. Hemos crecido de forma significativa en la ciudad. Esperamos para el siguiente año implementar un cajero de las mismas características”, agregó el funcionario.

Fuente: El Tiempo

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre:

Publicite su evento o su producto en el sitio web de referencia sobre cooperativismo de habla hispana. Conozca aquí cómo anunciar en nuestro sitio web.