Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Sustentabilidad urbana y cooperativismo

8 de noviembre de 2011

En el Día Mundial del Urbanismo que se celebra el 8 de noviembre en más de 30 países de cuatro continentes, ACI-Américas ofrece una reflexión sobre la gestación de ciudades sustentables.

Se argumenta que la sustentabilidad urbana incluye las acciones cooperativas para reducir las emisiones contaminantes, gestionar los riesgos de desastres y participar en el debate público sobre la construcción de la ciudad.

Cada mañana la televisión nos informa sobre los horarios, rutas o vehículos por su matrícula con circulación restringida en las ciudades. También alerta sobre la necesidad de acostumbrarnos a portar sombrillas o paraguas para la tarde, si bien la mañana podría estar con sol radiante. Las imágenes del smog de las ciudades y los atascos en las rutas de acceso, pueden ser superadas en dramatismo por otras imágenes de deslizamientos en los barrios o inundaciones urbanas.

Lo anterior se refiere a los temas de gestión del suelo urbano y los desechos del sobre-consumo, así como el reto de garantizar agua y alimentos de calidad, el saneamiento de barrios y ciudades y la gestión de desastres “naturales”.

Todo esto está vinculado al impacto urbano del calentamiento global. A nivel mundial, la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) en las ciudades equivale hasta el 70%, aunque ellas ocupan solo 2% del suelo. Los datos varían en cada sitio. Washington DC contabiliza emisiones GEI equivalentes a 19.7 toneladas de CO2 por habitante (año 2005) y a nivel nacional el dato es 23.9 toneladas (año 2004), mientras Río de Janeiro genera 1.5 toneladas de CO2 equivalente (año 2003) y la cifra de Brasil es 8.2 (año 1994).

La degradación del ambiente urbano de América Latina y sus costos económicos y sociales han sido ampliamente reconocidos. Sigue pendiente la tarea de reconciliar la gestión de los bienes y servicios ambientales con la aspiración al desarrollo urbano sostenible.
¿Por qué hay crisis ambientales urbanas? El crecimiento urbano “desordenado”, se responde. Lo cual nos lleva a la imagen de favelas, villas y barrios precarios y a la autoconstrucción habitacional. Y esto resulta de la insuficiencia de la política del Estado: “esta insuficiente política es la propia política”, dice Luciana Ferrera, investigadora de la Universidad de Sao Paulo, Brasil.

El “mejoramiento” de las zonas urbanas promueve la expulsión de las familias más empobrecidas: “en cuanto se produce un centro valorizado, se produce al mismo tiempo, una periferia precaria”, agrega Ferrera. Por ejemplo, el financiamiento público para vivienda históricamente acentúa la desigualdad al favorecer ciertas capas sociales, propicia la expulsión de familias de menores recursos.
Así, se agregan terrenos en riesgo de desastre ambiental por inestabilidad de los terrenos o por instalación de industrias contaminantes; o bien asentamientos en áreas de fragilidad ecológica urbana: bosques o áreas de manantiales o mantos acuíferos, por ejemplo.

En respuesta a la problemática ambiental urbana surgen iniciativas puntuales que reivindican ciclovías, tránsito vehicular regulado, campañas de recolección de desechos, días “sin humo”, edificaciones “verdes” y otras. Son acciones importantes, pero no deben desplazar ni reemplazar el debate para concertar una distribución del uso del suelo urbano menos depredadora, planificando proyectos habitacionales asociados a medios de transporte a los centros, lugares de trabajo y de recreación de las personas.

La sustentabilidad urbana no siempre significa implantar arquitectura ecológica en los centros mejor equipados. La alternativa no es la innovación tecnológica como “salvadora” de los desastres ecológicos. La solución no es un capitalismo limpio y verde. “Pensar la ciudad sustentable pasa por una crítica radical de cómo la ciudad está siendo producida hoy”, concluye Ferrera.

Por eso, la discusión sobre la sustentabilidad urbana también implica pensar la dimensión de justicia social.

Ello también está relacionado a las tecnologías de construcción de los servicios básicos, tales como las redes de distribución de energía eléctrica y los acueductos y alcantarillas. Muchos servicios requieren renovación para evitar que se conviertan en fuentes de amenaza ambiental urbana.

Las comunidades urbanas, y con ellas las cooperativas, pueden activar sus capacidades como un sistema de resiliencia. Esto quiere decir que en ella surgen debates para definir las características sociales y ecológicas de la misma como sistema comunidad. Esto incluye la discusión de los propios límites (hasta dónde es apropiado crecer).

En algunos casos se dispone de metodologías participativas de evaluación ambiental, algunas de las cuales tienen el cuidado de prestar atención a las redes de mujeres que suelen activarse en estos casos. Su puesta en práctica resulta en consensos mínimos para la gobernabilidad de los barrios y municipios, por ejemplo, pero también en redes de aprendizaje y apoyo mutuo fortalecidas, sin dejar de lado el trabajo sobre las desavenencias y conflictos sociales.

Cooperativas y gestión de la sustentabilidad urbana

La Equidad Seguros (Colombia). Esta cooperativa cuenta con la Fundación La Equidad para el Desarrollo de la Solidaridad (Fundequidad). Durante el año 2011, Fundequidad realizó un Concurso de Oratoria cuya final nacional está programada para el 4 de noviembre. El concurso incluyó el tema “¿Cómo se preparan las cooperativas para enfrentar los desastres naturales?”. El concurso estuvo dirigido a estudiantes de educación primaria, secundaria y universitaria asociados/as a una cooperativa juvenil, entre otras posibilidades de participación. Más información: www.laequidadseguros.coop

Cooperativas Evergreen (Estados Unidos). Con el apoyo de la Ciudad de Cleveland, la Universidad de Maryland, la Fundación Cleveland y 5.8 millones de dólares estadounidenses en donaciones y préstamos, cooperativas Evergreen ha creado tres grandes cooperativas de trabajadores concentradas en energía solar, lavandería industrial verde y agricultura urbana. Más información: www.centrocultural.coop y www.evergreencoop.com

Cooperativa estudiantil de alquiler de bicicletas y reparto de correo (España). La Universidad Autónoma de Madrid (UAM) se propuso establecer un plan de movilidad sostenible. En el Centro Integral de Bicicletas del campus, llamado CibiUAM, se alquilan y se guardan bicicletas, hay un taller, un vestuario, un mercadillo de bicicletas y accesorios de segunda mano. La UAM concesionó a la cooperativa el servicio de reparto de correo, que antes estaba a cargo de una empresa externa, con lo que el reparto es ecológico. Más información: http://sites.google.com/site/goteoculturasostenible/

Fuentes:
- De Suremain Charles-Édouard y Esther Katz: “Introducción: modelos alimentarios y recomposiciones sociales en América Latina”, en: Anthropology of food, december 2009, en: www.aof.reveus.org
- Fachin, Patrícia: “Nossas cidades são insustentáveis”. Entrevista especial com Luciana Ferrera, 10-10-2011, en: www.ihu.unisinos.br
- Lungo, Mario y Sonia Baires: “San Salvador: crecimiento urbano, riesgos ambientales y desastres”, en: Ciudades en riesgo. Degradación ambiental, riesgos urbanos y desastres, María Augusta Fernández (compiladora), La Red, 1996; en: www.desenredando.org
- Colaborative resilience. Moving through crisis to opportunity. Bruce Evan Goldstein (editor), reseña bibliográfica en www.mitpress.mit.edu

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre: