Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

ACI-Américas redujo más de un 35% su huella de carbono

2 de octubre de 2012

El desempeño climático de la Oficina Regional de ACI-Américas durante 2012 muestra un progreso significativo al reducir en 29.6 toneladas de CO2 equivalente en comparación con 2011, es decir una baja en emisiones de 36.5%.

Dicha reducción ha sido celebrada como un “gran logro” por Manuel Marino, Director Regional del organismo y el resto del personal. Sin embargo, el Director llamó a redoblar esfuerzos para mantener estos índices, sabiendo que para los próximos meses existe un número de compromisos por atender a nivel internacional, así como otros factores que están fuera del alcance del personal (como un posible aumento en la temperatura ambiental que podría inducir al uso de ventiladores y aire acondicionado).

La reducción relativa al año base se conoce en un nuevo Inventario de Emisión de Gases Efecto Invernadero (ver adjunto) del periodo junio 2011 a julio 2012, que también incluye un balance con el estudio previo (2010-2011).

El inventario es el respaldo documental para renovar la certificación como Entidad Carbono Neutral y Oficina Verde, el cual evaluó el desempeño ambiental del periodo de julio 2011 a junio 2012. Según este estudio, que toma en cuenta las emisiones directas (combustibles) e indirectas (energía eléctrica, desechos, aero-viajes), la ACI-Américas alcanzó la emisión total de 51.5 toneladas de CO2 equivalentes. El año base (2010-2011) la cifra fue de 81.11 toneladas equivalentes (reducción de 29.6 toneladas de C02 equivalente).

La Fundación Bandera Ecológica (FBE) es la encargada de medir las emisiones generadas por el consumo de combustibles fósiles y de energía eléctrica haciendo uso de factores de emisión para Costa Rica (verificados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático). La FBE en ausencia de un factor de emisión de desechos oficializado a nivel nacional ha construido su propio factor de emisión, que correlaciona las emisiones nacionales oficialmente reportadas para desechos, la información oficial relacionada con la producción y el manejo de desechos, y establece una responsabilidad compartida de las entidades y personas en estas emisiones.

El estudio inicial (2010-2011) permitió trazar una “línea de base” de desempeño e implementar medidas de mitigación (reducción), fundamentalmente por comunicación electrónica para disminuir la quema de combustible por mensajería, medidas administrativas para reducir el consumo de electricidad y reducción de viajes internacionales. En todas estas prácticas se incurre directa o indirectamente en la quema de combustibles fósiles lo cual emite gases promotores del Efecto Invernadero que, además de dañar las vías respiratorias de los seres vivos, provocan desequilibrios en la temperatura del planeta y ello se traduce en desertificación, sequías, deshielo de los polos, fenómenos hidrometereológicos extremos, entre otros efectos. En consecuencia con el compromiso ambiental inscrito en el séptimo principio cooperativo, la Oficina Regional de ACI-Américas aplicó un conjunto de prácticas de reducción y compensación de la huella de carbono.

Dicha reducción ha sido celebrada como un “gran logro” por Manuel Marino, Director Regional del organismo y el resto del personal. Sin embargo, el Director llamó a redoblar esfuerzos para mantener estos índices, sabiendo que para los próximos meses existe un número de compromisos por atender a nivel internacional, así como otros factores que están fuera del alcance del personal (como un posible aumento en la temperatura ambiental que podría inducir al uso de ventiladores y aire acondicionado).

La reducción relativa al año base se conoce en un nuevo Inventario de Emisión de Gases Efecto Invernadero (ver adjunto) del periodo junio 2011 a julio 2012, que también incluye un balance con el estudio previo (2010-2011).

El inventario es el respaldo documental para renovar la certificación como Entidad Carbono Neutral y Oficina Verde, el cual evaluó el desempeño ambiental del periodo de julio 2011 a junio 2012. Según este estudio, que toma en cuenta las emisiones directas (combustibles) e indirectas (energía eléctrica, desechos, aero-viajes), la ACI-Américas alcanzó la emisión total de 51.5 toneladas de CO2 equivalentes. El año base (2010-2011) la cifra fue de 81.11 toneladas equivalentes (reducción de 29.6 toneladas de C02 equivalente).

La Fundación Bandera Ecológica (FBE) es la encargada de medir las emisiones generadas por el consumo de combustibles fósiles y de energía eléctrica haciendo uso de factores de emisión para Costa Rica (verificados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático). La FBE en ausencia de un factor de emisión de desechos oficializado a nivel nacional ha construido su propio factor de emisión, que correlaciona las emisiones nacionales oficialmente reportadas para desechos, la información oficial relacionada con la producción y el manejo de desechos, y establece una responsabilidad compartida de las entidades y personas en estas emisiones.

El estudio inicial (2010-2011) permitió trazar una “línea de base” de desempeño e implementar medidas de mitigación (reducción), fundamentalmente por comunicación electrónica para disminuir la quema de combustible por mensajería, medidas administrativas para reducir el consumo de electricidad y reducción de viajes internacionales. En todas estas prácticas se incurre directa o indirectamente en la quema de combustibles fósiles lo cual emite gases promotores del Efecto Invernadero que, además de dañar las vías respiratorias de los seres vivos, provocan desequilibrios en la temperatura del planeta y ello se traduce en desertificación, sequías, deshielo de los polos, fenómenos hidrometereológicos extremos, entre otros efectos. En consecuencia con el compromiso ambiental inscrito en el séptimo principio cooperativo, la Oficina Regional de ACI-Américas aplicó un conjunto de prácticas de reducción y compensación de la huella de carbono.


Recomendaciones de seguimiento

El informe de la auditoría incluye un conjunto de recomendaciones para incrementar la eco-eficiencia de la Oficina Regional. En materia de energía, la entidad deberá mantener al día y en lugar visible los índices de eco-eficiencia, e insistir entre el personal en las medidas definidas para la racionalización del consumo eléctrico. También se hace necesario que un profesional del ramo estudie en detalle por qué no se ha logrado disminuir el consumo. Se propone como meta alcanzar una baja de 3% en este rubro reduciendo a la vez la variabilidad en el registro mensual.

En cuanto a los desechos en la organización, la auditoría ambiental recomienda seguir aplicando las mejores prácticas de manejo, tales como la recolección separada de diversos materiales y su entrega para reciclaje en lugares especializados.

En 2011 ACI-Américas fue certificada como Entidad Carbono Neutral y creó un Fondo de Gestión de Carbono, usando la tasa indicativa de USD10 por tonelada de CO2 equivalente. En el reciente estudio se recomienda sumar a dicho Fondo el monto correspondiente al periodo, con lo cual neutralizar las emisiones contaminantes computadas a los vuelos internacionales. El Fondo está destinado a financiar adquisiciones o inversiones que permitan reducir (mitigar) las emisiones de la organización o bien proyectos que compensen estas emisiones.

Documentos relacionados

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre: