Agradecimiento

El Consejo de Administración Regional y la Dirección Regional de ACI-Américas, así como el personal de la Oficina Regional, conjuntamente con el Consejo Nacional de Cooperativas de Panamá (CONALCOOP), el Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (IPACOOP) y el personal de estas instituciones, quieren expresar su más profundo y sincero agradecimiento a todos y todas los y las participantes a la II Cumbre Cooperativa de las Américas “Las cooperativas: Desarrollo Sostenible con Equidad Social”, llevada a cabo en la ciudad de Panamá del 28 de mayo al 1 de junio del 2012.

Somos concientes del gran esfuerzo, tanto personal como organizacional, que ha implicado para todas y todos el estar presente en éste evento. Sus experiencias y aportes a los debates elevaron la calidad de los mismos, permitiendo hacer de ésta II Cumbre el evento cooperativo más importante de éste año, Año Internacional de las Cooperativas, afianzando de ésta forma la contribución del movimiento cooperativo regional a la construcción de un desarrollo sostenible con equidad social, lo cual quedó evidente en los compromisos asumidos y plasmados en la Declaración final de la Cumbre.

Fueron 5 días de intenso trabajo con 32 actividades de diferente tipo: encuentros, seminarios, foros, talleres, mesas de trabajo y conferencias de prensa, que pusieron de manifiesto la inmensa voluntad de todas y todos nosotros de participar activamente en la discusión de los grandes temas que enfrenta la sociedad de hoy en día, y por ende el cooperativismo. Más de 1250 participantes y colaboradores de 24 países representando a diferentes sectores de la sociedad civil organizada, principalmente de las cooperativas pero también de la academia, ONGs y representantes de organismos internacionales así como de instituciones del Estado, Organismos de Promoción y Desarrollo del Cooperativismo, legisladores nacionales y miembros del Parlatino, estuvieron presentes en Panamá.

La II Cumbre demostró ser un espacio para la concertación y el diálogo. Hablamos de temas en los que coincidimos, pero también de aquellos donde hay posiciones distantes donde el respeto y la tolerancia por las diferencias corroboran, una vez más, el enorme potencial del movimiento cooperativo para realizar ambiciosos proyectos y sobre todo, se evidenció que somos muchos las mujeres y hombres cooperativistas que reafirmamos nuestro compromiso con la Equidad Social y el Desarrollo Sostenible. Estamos seguros que el debate llevado a cabo y los resultados alcanzados tendrán un impacto positivo y tangible en beneficio del movimiento cooperativo regional y de los millones de asociados individuales que lo componen,

Estamos convencidos que el diálogo llevado a cabo tendrá beneficios en el corto y largo plazo, y reforzará la integración y la convergencia de intereses en la región. Esta II Cumbre nos permitió reafirmar que las cooperativas tienen mucho que aportar a una estrategia global de desarrollo sostenible con equidad social y contamos con el compromiso de miles de personas dispuestas a trabajar para que ese aporte sea más eficiente.

Hoy, más que nunca, tenemos el deber de difundir el modelo de gestión cooperativa como la respuesta a la construcción de una sociedad más justa, en el que el bienestar futuro no se vea amenazado por el actual pero también con el firme compromiso de maximizar nuestra competitividad frente a la empresa tradicional.
Tenemos claro que la economía existe para servir a la especie humana y no al revés y el espíritu de esta Cumbre fue precisamente tender puentes y conectarnos para fortalecer nuestra misión de construir desarrollo con equidad social. Nuestro papel es aportar para que el cooperativismo en las Américas siga creciendo como una red masiva de empresas locales, autónomas, propiedad de sus asociados, con presencia e impacto masivo.

Con la Declaración de Panamá culminó una parte del proceso de la II Cumbre, donde reiteramos nuestro compromiso para avanzar unidos hacia la consolidación de un movimiento cooperativo concertante que profundice un diálogo con los actores sociales y gubernamentales para realizar acciones sólidas en pos del desarrollo sostenible que visibilice el poder del cooperativismo para lograr transformaciones sociales. Ahora, comienza el trabajo de llevar adelante las recomendaciones que se le hacen a la ACI-Américas e implementar los compromisos que como organizaciones cooperativas asumimos en la Declaración. Para ello y para poder rendir cuentas en la próxima Cumbre es necesario que lo manifestado en la Declaración se traduzca en la adopción de acciones concretas por parte de cada uno de nosotros.

Nuevamente, muchas gracias por el apoyo brindado para que la II Cumbre lograra alcanzar los objetivos trazados. Sin la participación de todas y todos Uds., sus aportes, sacrificio y voluntad de sumar, nada hubiese sido posible.

Reciban un abrazo fraternal y los mejores deseos de éxito para Uds. y sus familias.

Cooperativamente,

Ramón Imperial Zúñiga
Presidente
ACI-Américas
Manuel Mariño
Director Regional
ACI-Américas

CO-ORGANIZADORES

Patrocinadores

BNP MINGOB MICI BDA Cooprofesionales ATP Quebec 2012 Grupo ASI LNB INAC COOPEDUC FEDPA Minera Panamá SFC
© Alianza Cooperativa Internacional para las Américas (ACI-Américas)
Sitio válido HTML5 / CSS3 desarrollado por acidigital