Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Cooperativistas en Chile aspiran a ser un movimiento social fuerte y con incidencia política

17 de mayo de 2013

El Congreso Nacional Cooperativo fue reconocido como un hecho histórico que representa un punto de inflexión en la situación del cooperativismo chileno. El evento tuvo lugar el 14 y 15 de enero de 2013 en las dependencias del Congreso Nacional, en Valparaíso y en Santiago respectivamente.

Con una asistencia aproximada de 450 personas que llenaron el Salón de Honor del Congreso Nacional en Valparaíso, se realizó la sesión inaugural del Congreso Nacional Cooperativo. La actividad, organizada por la Mesa Cooperativa, en conjunto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y ambas cámaras del Parlamento, contó con el apoyo de una naciente agrupación de parlamentarios cooperativistas.

En la sede porteña hicieron uso de la palabra -para saludar esta iniciativa- el presidente del Senado, Camilo Escalona (PS); el presidente de la Cámara de Diputados, Nicolás Monckeberg (RN);Guillermo Miranda, director de la OIT para el Cono Sur; Germán Verdugo, diputado RN que preside la Comisión Mipyme de la Cámara; Rodrigo González (PPD), en representación de la Bancada de Diputados Cooperativistas; el jefe del Departamento de Cooperativas (Decoop) del Ministerio de Economía, Carlos Schultze, y Sergio Fernández, representante de la Mesa Cooperativa.

Según los miembros de la Mesa Cooperativa, que reúne a diversas orgánicas que representan a variados rubros económicos, el propósito principal de este Congreso era instalar en el seno del Poder Legislativo, tres demandas fundamentales del movimiento cooperativo chileno. En primer lugar, que el Estado de Chile asuma una real política de fomento hacia el sector; luego, que se termine con la situación de “asimetría” o discriminación que sufre el cooperativismo en la legislación nacional -en el sentido de que pueda competir en igualdad de condiciones con las empresas capitalistas-, y, finalmente, que se forme una estructura amparada por el Estado que reúna y coordine a los organismos públicos con el mundo cooperativo.

Conozca las principales conclusiones de las comisiones de trabajo en el documento adjunto

Fuente: Cristian Sotomayor Demuth, El Ciudadano Nº139, enero-febrero 2013

Documentos relacionados