Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Servicios Capacitación y formación Gobernabilidad, ética y liderazgo

a+
a
a-

Criterios de certificación

Un buen gobierno cooperativo, permite analizar, verificar y demostrar si una empresa cooperativa se está administrando en la dirección correcta, en cuanto a rectitud y transparencia (ética) sin dejar de ser rentable al ofrecer sus productos o servicios a sus asociados y asociadas. Un modelo de buen gobierno cooperativo, busca reflejar una imagen de alto prestigio en todos sus sentidos, con el fin de generar confianza y un valor agregado para asociados y asociadas. La promoción de un buen gobierno cooperativo que promueve la ACI-Américas, está orientada a fortalecer la gobernabilidad de las empresas cooperativas en todos los países de la región. El cumplimiento de los principios cooperativos, al igual que sus valores, son la base para una gobernabilidad cooperativa adecuada, y deben ser las formas normales de conducirse y de actuar por parte de asociados y asociadas, directivos, gerentes y el personal que labora en cualquier cooperativa.

La ACI-Américas ha desarrollado un manual de orientación sobre Gobernabilidad, Etica y Liderazgo en las cooperativas, el cual contiene un instrumento para evaluar la gobernabilidad en las cooperativas. Este instrumento consta de 232 indicadores basados en los principios cooperativos, el cual es parte del proceso de evaluación para certificar si una cooperativa cumple o no con los principios básicos establecidos para un Buen Gobierno.

Para que una cooperativa pueda recibir una certificación de Buen Gobierno por parte de la ACI-Américas sobre su cumplimiento de al menos un 80% de los indicadores para el primer año, se establecen los siguientes criterios:

1. La Cooperativa solicita a la ACI-Américas, por medio de un acuerdo del Consejo de Administración, la evaluación de su gobernabilidad.

2. Si se concreta la solicitud, se firma un convenio donde se establecen las condiciones y costos del proceso, desde el inicio hasta la posible certificación.

3. Se coordina la realización de un Seminario Taller donde participan los integrantes del Consejo de Administración, del Comité de Vigilancia, Comité de educación, así como un grupo en representación del personal que labora para la cooperativa, y otro grupo de delegados de base en representación de la Asamblea General.

4. Las y los participantes deben recibir una charla de sensibilización sobre el tema de Buen Gobierno en las cooperativas.

5. Se realiza un primer taller donde se hace una introducción sobre el instrumento de evaluación y su aplicación.

6. Cada uno de los cinco grupos mencionados en el punto 3, se reúne para analizar cada indicador y darle la valoración que consideran que la cooperativa cumple de manera normativa.

7. Una vez que los grupos han valorado el 100% del instrumento con sus 232 indicadores, se hace una revisión de los resultados de todos los grupos.

8. Seguidamente, la persona a cargo del proceso por parte de la ACI-Américas, promueve una dinámica donde se analizan uno a uno cada indicador para dirimir las diferencias que se hayan presentado en los diferentes grupos, estableciendo por acuerdo mutuo y con respaldo documental, la calificación final para cada indicador.

9. Se obtiene la primera evaluación de los indicadores que se hayan calificado como normativos, y también un detalle de los indicadores que hayan sido calificados como no normativos a esa fecha.

10. Una vez realizado el proceso anterior, la persona a cargo de la evaluación por parte de la ACI-Américas, inicia un proceso de verificación documental sobre los indicadores que en la actividad grupal se hayan calificado en un 100%.

11. Al verificar los indicadores que tienen el respectivo respaldo, se elaborara un cronograma que contiene los indicadores no normativos y su proceso para llevarlo a la normatividad en los siguientes seis o doce meses.

12. Cuando una cooperativa en una primera evaluación cumple con un 80% de los indicadores contenidos en el instrumento, la ACI-Américas le emite la certificación respectiva.

13. Para el segundo año, la cooperativa debe haber llevado a la normatividad, los indicadores que en la primera evaluación no eran normativos. De no cumplirse este requisito, no se emitirá la segunda certificación.

14. La certificación se emite por un periodo de un año la primera vez.

15. A partir de la segunda certificación, las certificaciones se emiten por periodos de dos años.

Gobernabilidad, ética y liderazgo