Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Cooperativismo y medios de comunicación

“El medio es el mensaje”

2 de octubre de 2011

El pasado 21 de julio varios países del mundo celebraron el centenario del nacimiento del teórico canadiense de la comunicación Marshall McLuhan, quien por la década del 60 acuñó frases como “la aldea global” y “el medio es el mensaje” y que muchos consideran anticipó la llegada de internet y su impacto social.

Es habitual que pensemos que los medios son solamente fuentes a través de las cuales recibimos información, pero la concepción de McLuhan era que cualquier tecnología (todo medio) es una extensión de nuestro cuerpo, mente o ser. Los medios tecnológicos son entendidos como herramientas que extienden las habilidades humanas. Del mismo modo que una bicicleta o un automóvil son una extensión de nuestros pies, la computadora sería una extensión de nuestro sistema nervioso central.

La existencia de medios de comunicación cooperativos que transmitan cabalmente el mensaje cooperativo parece indispensable en una época caracterizada por gigantescas corporaciones propietarias de medios y un enorme caudal de información que lucha por hacerse un lugar en las agendas locales, nacionales e internacionales.

Los medios que son gestionados con una concepción mercantilista y que ponen la ganancia por encima de la información, difícilmente ocupen sus páginas u ondas de radio o televisión difundiendo las ventajas y el impacto del cooperativismo como modelo de gestión empresarial y de desarrollo individual y colectivo.

Actualmente, uno de los principales problemas que enfrentan las cooperativas es su escasa visibilidad, a pesar de ser un sector en el que participan más de 800 millones de personas, en más de 100 países y que proporciona más de 100 millones de empleos.

Parece que, aunque las 300 cooperativas más grandes del mundo sean las responsables de manejar un volumen de negocios de 1,1 billones de dólares (lo que representa el tamaño de la décima economía más grande del mundo), el cooperativismo no logra ocupar un lugar destacado en la agenda de los medios.

Por otro lado, muchas veces las cooperativas del continente americano logran un lugar en las noticias cuando ocurren cosas negativas. Como en toda actividad humana, las cooperativas no están ajenas a vivir crisis o que algunas personas sin escrúpulos utilicen el cooperativismo para lograr fines que nada tienen que ver con el espíritu cooperativo ni con los principios claramente establecidos por la Alianza Cooperativa Internacional. Pero la pregunta que nos hacemos es: ¿Cuánto se difunde acerca de los proyectos, actividades, crecimiento económico e importancia social de las cooperativas? La respuesta es: muy poco. Las cooperativas tienen un sin fin de información valiosa para difundir; el desafío pasa por cómo procesarla, ordenarla y colocarla en las manos de quienes día a día puedan y deseen difundirlas.

Pensando en medios de comunicación cooperativos

Recientemente se realizó en el Reino Unido un encuentro titulado “¿Pueden los medios de comunicación ser cooperativos?” y la respuesta unánime fue: “Si, pueden”. Los profesionales y expertos de la comunicación que participaron del encuentro organizado por Co-operatives UK, la Unión Nacional de Periodistas y el Goldsmith College, concluyeron que los modelos cooperativos y mutuales pueden desempeñar un rol destacado para ayudar a superar la profunda crisis que viven los medios en ese país.

Las panelistas coincidieron en que los medios, especialmente los medios locales, deberían ser redefinidos de modo de regresar a la comunidad, sirviendo mejor a sus trabajadores y ciudadanos. Explicaron que los medios que son propiedad de sus miembros bajo la forma de cooperativas, mutuales u organizaciones sin fines de lucro, aplican más un criterio de justicia y son una garantía para la independencia y la libertad de los profesionales y de la sociedad.

Las cooperativas involucran a sus miembros, sean estos trabajadores o consumidores finales. Esta relación puede trasladarse a los medios ayudando a reconstruir el vínculo entre las personas y el periodismo. “La cruda verdad es que si las comunidades quieren medios que comprendan sus asuntos y reflexionen sobre éstos, y los periodistas quieren medios que estén comprometidos con la labor periodística, entonces tendrán que encontrar un modelo de negocios que le quite poder a aquellas personas que han tenido un débil compromiso con ambos” afirmó Dave Boyle, miembro del Panel de Desarrollo de Negocios Cooperativos de Co-operatives UK.

“Formamos nuestras herramientas y luego éstas nos forman” decía el célebre teórico en comunicación canadiense. Una empresa gestionada por sus trabajadores, que colaboran en vez de competir y que gozan de independencia de los poderes económicos, quizá tenga muchas más chances de ayudar a construir una sociedad más consciente y comprometida.

Tal como dijera McLuhan, es imposible disociar el medio del mensaje y si los diarios, la televisión, la radio e internet son una extensión de nuestra mente, sólo podrán cumplir su rol social si nacen de mentes saludables y que se preocupan por la comunidad y los intereses de sus consumidores. El modelo de gestión cooperativa, puede logarlo.

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre: