Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

La economía social y solidaria y el reto del desarrollo sostenible

8 de agosto de 2014

El Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre Economía Social y Solidaria presentó un documento de posición en el que resalta el potencial del aporte de la economía social y solidaria al logro del desarrollo sostenible y expresa su precupación porque, hasta el momento, este no haya sido suficientemente considerado en el proceso de elaboración de la agenda para el desarrollo post-2015 y del conjunto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) .

El concepto de economía social y solidaria (ESS) hace referencia a la producción de bienes y servicios por parte de una amplia gama de organizaciones y empresas con objetivos explícitamente sociales y, con frecuencia, medioambientales, que se guían por principios y prácticas de cooperación, solidaridad, ética y autogestión democrática. El ámbito de la ESS incluye las cooperativas y otras formas de empresa social, grupos de autoayuda, organizaciones comunitarias, asociaciones de trabajadores de la economía informal, ONG de prestaciones de servicios e iniciativas de financiación solidaria, entre otros.

En el documento el Grupo de Trabajo expresa que la ESS representa una promesa considerable para tratar de alcanzar los objetivos económicos, sociales y medioambientales, así como los enfoques integrados inherentes al concepto de desarrollo sostenible. El trabajo ilustra dicho potencial mediante el estudio del papel de la ESS en determinadas áreas temáticas que son cruciales para el desafío del desarrollo socialmente sostenible a comienzos del siglo XXI. Entre dichas áreas figuran:
- La transición de la economía informal al trabajo digno;
- La ecologización de la economía y de la sociedad;
- El desarrollo económico local;
- Las ciudades y los asentamientos humanos sostenibles;
- El bienestar y el empoderamiento de las mujeres;
- La seguridad alimentaria y el empoderamiento de los pequeños agricultores;
- La cobertura sanitaria universal; y
- Las finanzas transformadoras.

En el contexto de la agenda para el desarrollo post-2015 y el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014, los miembros y observadores del Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre ESS subrayan la necesidad de:
- reconocer el papel de las empresas y organizaciones de la ESS en el desarrollo sostenible;
- fomentar el conocimiento sobre la ESS y consolidar redes de ESS; y
- establecer un entorno institucional y político favorable a la ESS.

El Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre Economía Social y Solidaria (GTESS) surgió como resultado de la Conferencia “Potencialidades y límites de la economía social y solidaria” celebrada en mayo de 2013 por el Instituto de Investigaciones de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD). En este debate, los Organismos de las Naciones Unidas (incluido el UNRISD, la FAO, la OIT, el PNUD y el Servicio de Relación con las ONG) coincidieron en la necesidad de aumentar la conciencia y visibilidad de la economía social y solidaria en el sistema de las Naciones Unidas “por el potencial de desarrollo de dicho sector”.

La primera reunión formal se celebró en Ginebra el 30 de setiembre de 2013 y reúne a agencias de la ONU y otras organizaciones intergubernamentales con interés directo en SSE, así como las asociaciones que agrupan a las redes internacionales de economía social y solidaria. La Alianza Cooperativa Internacional integra el Grupo en condición de observador, con la misión de proporcionar información y asesoramiento en relación con las cuestiones abordadas por el Grupo de Trabajo.

Entre los objetivos, funciones y actividades del GTESS figuran: mejorar el reconocimiento de las empresas y organizaciones de la economía social y solidaria; promover el conocimiento del sector y la consolidación de redes de ESS; apoyar la creación de un entorno favorable, institucional y de políticas para la ESS; garantizar la coordinación de los esfuerzos internacionales, y fortalecer y establecer alianzas.

Los miembros del Grupo de Trabajo son: la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Comisión Económica y Social para Asia Occidental (CESPAO), la Organización de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Programa Especial de Investigaciones y Enseñanzas sobre Enfermedades Tropicales (TDR), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DAES), el Servicio de Enlace de las Naciones Unidas con las organizaciones no gubernamentales (SENG), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONUHABITAT), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Instituto de Investigaciones de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD), la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre los observadores se encuentran: la Alianza Cooperativa Internacional, los Encuentros del Mont-Blanc (EMB) y la Red Intercontinental para la Promoción de la Economía Social y Solidaria (RIPESS).

Documentos relacionados