Homepage

Espacios privados
Acceso a áreas privadas

Inicio Actualidad y noticias

a+
a
a-

Cooperativas de trabajadores

Las cooperativas en la actualidad: desafíos y oportunidades

20 de mayo de 2013

Un seminario organizado recientemente por la Oficina de Actividades para los Trabajadores de la OIT y el Servicio de Cooperativas de la OIT reunió a investigadores y profesionales de todo el mundo para hablar sobre algunos de los problemas y experiencias que las cooperativas enfrentan en la actualidad.

La contribución económica de las cooperativas con frecuencia es subestimada, si no completamente ignorada. Pero la realidad es que la facturación de las 300 cooperativas más grandes del mundo supera los 1,9 billones (millones de millones) de dólares en su conjunto, más del PIB de Italia.

Las cooperativas también han desempeñado un papel en la crisis económica que se estalló en 2008. Las investigaciones realizadas por la OIT muestran que las empresas cooperativas en todos los sectores y regiones están demostrando ser relativamente más resistentes a las turbulencias de los mercados que las empresas centradas en el capital.

En Quebec, las cooperativas responden a las necesidades del mercado laboral movilizando tanto a los trabajadores especializados como a los no calificados. En Asia, en India en particular, las cooperativas ayudan a los trabajadores en la economía informal a organizarse. En África, los sindicatos y las cooperativas colaboran en la promoción de los derechos de libertad sindical y de negociación colectiva.

Directrices de la OIT sobre la promoción de las cooperativas

La Recomendación núm. 193 sobre la promoción de las cooperativas (2002) ofrece orientación sobre políticas y legislación y en materia de cooperativas y destaca la necesidad de proporcionar igualdad de condiciones para las cooperativas y otras empresas. Más de 70 países han revisado su legislación sobre cooperativas desde la adopción de le Recomendación hace diez años, en conformidad con sus disposiciones.

Todas las leyes sobre cooperativas adoptadas desde entonces han reducido la influencia y el patrocinio del Estado sobre las cooperativas, aumentado su autonomía y autosuficiencia. Además, han roto los vínculos que podían existir entre las cooperativas y las organizaciones políticas.

Esto no significa que las cooperativas son una panacea para los trabajadores o para la economía en general. Las cooperativas pueden enfrentar muchos obstáculos, dependiendo del país, uno de ellos es cómo atraer trabajadores jóvenes en un momento en que el desempleo juvenil afecta a más de 73 millones de mujeres y hombres jóvenes entre los 15 y los 24 años.

La Oficina de Actividades para los Trabajadores de la OIT y el Servicio de Cooperativas de la OIT organizó hace poco un seminario sobre la relación de los sindicatos y las cooperativas de trabajadores. A continuación, algunas de las opiniones de los participantes sobre los desafíos y oportunidades que se plantean en la actualidad a las cooperativas en sus países y regiones.

José Orbaiceita
Presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo de Argentina – FECOOTRA

“Durante la crisis de 2001, nuestra federación (FECOOTRA) apoyó a los trabajadores que querían evitar la bancarrota de sus empresas ofreciéndoles asesoramiento legal y contable. Los ayudamos a movilizarse y proporcionamos apoyo durante el proceso que condujo a la promulgación de las leyes de expropiación por parte del Parlamento. Realizamos una labor de apoyo muy grande. Un buen ejemplo lo constituye la fábrica de papel en mi ciudad, La Plata, que fue recuperada por los trabajadores con la ayuda de nuestra federación. Los trabajadores compraron la fábrica en quiebra después de algunos años, y en la actualidad son los propietarios de la empresa que sigue produciendo papel. Hay cientos de casos similares. El proceso de recuperación no terminó con la crisis.

En Argentina y en el área de comercio de MERCOSUR (compuesta por Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela) en su conjunto, las cooperativas de trabajadores están prosperando gracias al apoyo de los gobiernos en la región. En este sentido, no somos neutrales. No es igual tener un gobierno popular que apoya el movimiento de las cooperativas o un gobierno de derecha que intenta destruirlo.

En la actualidad, en Argentina, las cooperativas y las mutualidades producen 10 por ciento del PIB nacional, comprenden 30.000 empresas y ofrecen medio millón de empleos. Nuestro objetivo es que en un plazo de 20 años, para 2030, alcancemos el 30 por ciento del PIB, y de esta manera lograr una economía más integrada, equitativa y justa”.

Claude Dorion
Director General MCE Conseils-Quebec

“A nivel global, enfrentamos el desafío de mantener el equilibrio entre la naturaleza asociativa de la propiedad de la empresa y su eficiencia operativa. En todos los sectores en los cuales trabajamos, siempre tratamos de reunir la experiencia técnica requerida dentro de la cooperativa y los recursos para financiar su desarrollo en relación a las condiciones del mercado.

Otro desafío para nosotros en Quebec es que el mercado laboral está dividido en dos. Por una parte, están los trabajadores especializados con niveles de educación altos quienes no tienen dificultades para encontrar trabajo. Esto reduce la disponibilidad de trabajadores calificados para crear cooperativas, ya que el mercado laboral privado les ofrecerá buenas condiciones de trabajo. Por otra parte, los trabajadores no calificados son muy favorables a la creación de cooperativas a fin de asegurar sus actividades económicas y las oportunidades de empleo. El desafío es superar esta dicotomía del mercado laboral para garantizar que cada cooperativa cuente tanto con trabajadores no calificados para las operaciones de producción como con trabajadores con competencias de gestión”.

Dr Vrajlal Sapovadia
Director de Shanti Business School-India

“En India, hay más de 600.000 cooperativas, con 250 millones de miembros (…) Las cooperativas de India han impulsado la economía del país y proporcionado sostenibilidad durante la crisis de 2008. Alrededor de 20 millones de empleos son creados o sostenidos directa o indirectamente por las cooperativas (…) Por ejemplo, en mi ciudad Ahmedabab, SEWA (Asociación de trabajadoras independientes), que tiene más de 1,3 millones de miembros, so es sólo un sindicato, es también un movimiento de diversos tipos de organizaciones basadas en la afiliación, incluyendo a las cooperativas.

SEWA tiene una estrategia de “lucha y desarrollo”, el sindicato lucha por los derechos de los trabajadores mientras que las cooperativas y otras organizaciones colectivas ofrecen oportunidades y progreso para los trabajadores. Entre otros servicios, ofrece apoyo a las personas que trabajan desde el hogar – la mayoría mujeres – al asegurarles mejores tarifas por el trabajo a destajo (el pago que recibe un trabajador subcontratado por cada objeto producido, como cigarrillos enrolados en casa, varillas de incienso, papadam o bordado)”.

Roberto Cardinale
Delegado para las relaciones internacionales de Generazioni Emilia-Romagna, filial de Legacoop Italia

En Europa, las cooperativas deberían ser más atractivas hoy día, en particular si desean cumplir con el objetivo de la ’década de las cooperativas’, que es que la cooperativa sea el modelo de empresa preferido para 2020 y atraer a trabajadores y empresarios jóvenes.

En Italia, el caso de las cooperativas sociales merece la atención de otros países que están analizando modelos diferentes de ofrecer servicios sociales. Las restricciones presupuestarias a nivel nacional generan un desajuste entre la necesidad y la oferta de servicios sociales, con el surgimiento de un ’mercado negro’ para colmar este vacío. Por ejemplo, el caso del cuidado de los ancianos. Existe un considerable ’mercado negro’ en la región Emilia-Romagna donde más de 120.000 trabajadores, la mayoría trabajadores domésticos migrantes, están proporcionado servicios de cuidado a los ancianos para los hogares. Hacer frente a esta necesidad de manera sostenible es posible si las cooperativas y los sindicatos unen sus fuerzas y establecen cooperativas de trabajadores que prestan asistencia a las personas de edad avanzada”.

Stirling Smith
Gerente de programas internacionales en Cooperative College, Manchester
Coautor de How the SYNDICOOP approach has worked in East Africa (Cómo la estrategia de SYNDICOOP ha funcionado en África Oriental)

“Syndicoop fue un modelo útil. Mostró cómo los sindicatos y los movimientos de las cooperativas pueden colaborar para organizar a los trabajadores en la economía informal. Se basó en las normas de la OIT, en particular en la Recomendación núm. 193 de la OIT, así como en los Convenios fundamentales de la OIT: el Convenio núm. 87 y el Convenio núm. 98 sobre el derecho de libertad sindical y de negociación colectiva. Por ejemplo, los chóferes de motocicleta en Kigali, Ruanda, crearon un tipo de organización particular, que es un híbrido entre un sindicato y una cooperativa.

Este modelo de organización es una manera de reunir a las personas a través de la solidaridad y la asistencia mutua. Esta es la esencia del sindicalismo y de la cooperación y es lo que el enfoque de Syndicoop intentó desarrollar. Es necesario hacer más. Creo que este modelo puede ser replicado, pero aún queda mucho por hacer, sobre todo a nivel nacional.”

Fuente: http://www.ilo.org

Contenidos relacionados

Más contenidos sobre: